¿Somos Felices En Home Office En Esta Pandemia?

Compartir este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Para poder laborar desde casa es indispensable organizarlo, estructurarlo y no todas las personas se acomodan a estar en teletrabajo.  Durante mucho tiempo, se han realizado estudios para los colaboradores en las empresas, en donde es fundamental revisar que tan aptas son las personas para poder organizarse de manera disciplinada y metódica para realizar igual o de mejor manera el trabajo en casa sin perder la productividad y rentabilidad.

Pero, en esta pandemia, todos sin distinción alguna, fuimos casi obligados a llevar para nuestros hogares el trabajo en modo virtual, hasta allí todo parecía que fuera a ser normal, no obstante, los colaboradores se encontraron del otro lado de las empresas, no con líderes, sino con jefes que los supervisaba todo el tiempo, en procura de que efectivamente éste estuviera frente al computador las horas reglamentarias.

La pregunta aquí es, ¿realmente esto significaba que el colaborador rendirá y produciría igual que cuando estaba en su puesto de trabajo en la empresa o quizá más?

El tiempo pasó y lo que empezó como algo temporal, se fue arraigando cada día más en la nueva vida laboral, que además se juntó con las obligaciones del día a día en los hogares, familiares posiblemente enfermos. las responsabilidades escolares de los hijos pequeños y un sin número de actividades que no estaban en el radar de nadie.

El primer paso y por ende muy importante es entender qué sentía el colaborador en esos momentos en el nuevo teletrabajo, era fundamental poder medir si el colaborador se sentía feliz en este nuevo proceso y por ende qué tan productivo y rentable para la compañía podría ser este ser humano que estaba atravesando un cambio laboral, social y de salud tan importante a nivel mundial.

En el mes de mayo sacamos la medición mundial de felicidad organizacional la cual estaba centrada en una sólo dimensión: Felicidad Organizacional, la cual cuenta con 19 indicadores que nos permite entender entre otros aspectos qué tan felices se encuentran los colaboradores en esta nueva forma de trabajar (teletrabajo), qué tanta disposición tiene al cambio, como asumen el miedo a cometer errores, qué tanto son escuchados, de qué manera ha sido la comunicación con los colaboradores, etc.

Esta medición mundial de felicidad organizacional vino como parte de nuestro modelo BhiPRO (Business Happiness Index Program) que cuenta con 7 dimensiones y 54 indicadores, ha sido contestada voluntariamente por más de 1.200 personas de 24 países durante estos momentos tan críticos para los colaboradores en las empresas, ahora desde sus hogares.

En años anteriores habíamos aplicado BhiPRO a países como Colombia, Panamá y México, con el ánimo de contar con un ranking que nos permitiera entender cómo estaba el país en relación con las empresas que realizaban las mediciones de felicidad organizacional de estos países.

Definitivamente la medición mundial de felicidad organizacional nos trajo resultados desalentadores, habían caído las notas entre 10 a 12 puntos en estos países, lo que se entendía como infelicidad de parte de los colaboradores frente al manejo que estaba realizando las empresas y que tan preparados estaban para afrontar una crisis de este tamaño, en dónde el cambio fue inminente y la comunicación se debía dar a todo nivel.

Algunas cifras comparativas frente a qué tan felices son los colaboradores en las empresas donde trabajan en los siguientes países son:

20192020
México7665
Panamá7058
Colombia6954

Ranking completo de países referente a felicidad organizacional de los colaboradores en las empresas

:Fuente: medición mundial de felicidad organizacional

El liderazgo y la comunicación siempre son temas estratégicas y fundamentales para las organizaciones y en muchas compañías se hizo visible quienes de verdad lo tenían muy arraigado y quienes desafortunadamente no tanto. Los colaboradores definitivamente necesitaban apoyo, guía, comprensión, entender que el trabajo se hace en equipo y que juntos aprenden y son más fuertes.

La cultura organizacional por otro lado, tomó partido dependiendo de qué tanto la compañía trabajaba en temas de apoyo, ayuda colaborativa, dejar proponer y hacer a los colaboradores que cada día se enfrentan a situaciones nuevas, cambiantes y sin una mentoría bien realizada por quienes los lideran.

En tiempos de incertidumbre y tensión como fue esta pandemia, más que nunca ejercieron presión por las capacidades técnicas que requerían en el momento de la adaptación a la nueva normalidad y era muy probable que el rendimiento no estaba llegando al 100%, se hacía fundamenta el proceso de escucha activa, el entendimiento del ser humano más que de buscar culpables por el error cometido.

La generación de los baby boomers se volvieron los alumnos de los millenials y hasta los centennials dentro de las compañías, entender que tal vez el internet no era el mejor en cada uno de los hogares de los colaboradores, fue necesaria la empatía y entender la angustia de la otra persona al otro lado del monitor.

Y claramente en muchas ocasiones nos devolvimos una escala en la pirámide de Maslow, porque muchos de los temas que se tenía como cubierto o que se era experto en el mundo presencial se tenía por descontado, pero quedó al descubierto en esta pandemia que hacía falta.

Otro tema fundamental que se presentó es que en un gran número de profesionales empezaron a indicarles que hacer y cómo hacer su trabajo con seguimientos excesivos que terminó por aburrir y volver infelices a una gran parte de colaboradores, que además se encuentran bastante capacitados para sus funciones en las organizaciones, así se demuestra en la medición mundial de felicidad organizacional, en la cual aquellas personas con mayor preparación son las más infelices en las ellas:

Fuente medición mundial felicidad organizacional

En conclusión, las empresas que están ahora retornando a sus labores en las empresas, son personas distintas a las que hace algunos meses salieron para sus casas en teletrabajo, es importante investigar qué les está robando la felicidad, cuales fueron sus experiencias vividas, que cosas son importantes conversar y arreglar en las personas, estamos en un mundo nuevo donde la inteligencia emocional y relacional es mucho más importante que la inteligencia racional y que definitivamente si el colaborador es feliz en lo que hace cada día en su trabajo, seguro será muy productivo y rentable.

Diana Ospina

Diana Ospina

Creadora del modelo de felicidad organizacional BhiPRO (Business Happiness Index Program). TEDX Speaker, Especialista en Gerencia del servicio, comercial y ventas, Doctorado Honoris causa en Gestión Gerencial por la European School of Management, certificada en Neurociencias aplicadas, PNL, Speaker internacional, mentora, coach, conferencista internacional, Points of You®, Líder Yoga de la Risa

Medición Mundial de la Felicidad

Participa En La Investigación Más Grande Del Mundo A Nivel De Felicidad Organizacional. »Ir Ahora Al Estudio.

Explorar más

¿Quiénes somos?

Somos especialistas en la medición de la felicidad organizacional. Conoce más sobre nosotros y nuestros programas educativos.

Diplomado virtual

Deja tus datos para solicitar más información de nuestro diplomado

Únete hoy

Solicita información para inscribirte al programa de Diplomado Online

Únete hoy

Solicita información para inscribirte al programa de Certificación Online