Lo que sienten los Colaboradores

Compartir este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Existiendo tantos profesionales muy bien cualificados, con una buena formación académica y amplia experiencia profesional, desafortunadamente en las empresas encontramos que no se les da la autonomía necesaria para brillar en sus trabajos como deberían hacerlo por su preparación académica y experiencia laboral.

Lo anterior, debido a que tienen superiores jerárquicos que necesitan controlarlo absolutamente todo desde sus ideas e informes, la hora de llegada y salida de la oficina, hasta la realización de las presentaciones y la forma de abordar los proyectos, objetivos y entregables.

Cuando no se les permite mostrar todo su potencial, ponerse a prueba con nuevos retos de acuerdo con sus habilidades y competencias, las personas se decepcionan y dejan de ser productivas cuando se llenan de tareas en ocasiones insignificantes para su crecimiento personal y profesional.   

Soledad, burlas y en algunas ocasiones maltrato son algunas de las cosas que pueden llegar a sufrir los colaboradores en las organizaciones. Lamentablemente, el dolor no discrimina género y tanto mujeres como hombres sufren en las mismas.

Las mujeres somos tildadas de sensibles, habladoras, poco racionales y nos enfrentamos a una sociedad machista e incluso a otras mujeres que son muy críticas con sus pensamientos y comentarios hacia las demás. 

Por otro lado, la sociedad dicta que el hombre debe ser sinónimo de valentía y fortaleza por sobre todas las cosas, que es prohibido mostrar la vulnerabilidad y que éste no necesita expresar sus sentimientos, ni hablar de lo que le molesta o le preocupa.

Nada más equivocado de la realidad pues todos somos seres sensibles que necesitamos del otro para sobrevivir, y sí, digo sobrevivir porque para muchos colaboradores en las empresas, cada día de trabajo en una organización es un día más en el que miles de personas entregan su tiempo, su atención e intención a una organización; dejando por un buen rato sus otros roles y sueños mientras atienden las asignaciones del día a día y dan todo de sí.

Temas como el liderazgo y la comunicación que siempre han sido tan estratégicos y fundamentales para las organizaciones, no se están practicando ahora desde el teletrabajo como los colaboradores hubieran esperado; al contrario, aquí se hizo evidente quiénes los tenían arraigados como parte de su cultura y quiénes no tanto.

Una de las claves para trabajar en las empresas es desde la Gerencia de Felicidad Organizacional a través de un encargado directo que trabaje por los sueños y metas de los colaboradores, entendiendo cuáles temas dentro de la organización son importantes para ellos, así como cuáles son los aspectos que no permiten trabajar en armonía y en equipo.

¿Qué debe saber e implementar un Gerente de Felicidad Organizacional en las empresas?

En primer lugar, debe asumir la felicidad organizacional desde los siguientes frentes de los colaboradores: el personal, el familiar y el profesional, para poder ofrecer a los mismos, las condiciones, las herramientas y los procesos enfocados hacia ellos en primera instancia y que éstos 3 desemboquen en los clientes de la organización y conseguir experiencias maravillosas para todos los grupos de interés. 

En segundo lugar, debe desarrollar habilidades tales como: crear estrategias, tomar decisiones y dejar trabajar a sus colaboradores. Sin embargo, no sólo se trata de hacer la estrategia y ejecutarla sino de medirla con indicadores ciertos y claros para que de manera objetiva la empresa pueda ver los resultados positivos de la inversión en pro de su gente.

Concluyendo este tema, te indico las 3 claves para trabajar desde la Gerencia de Felicidad organizacional:

  1. Trabajar en la felicidad de los colaboradores siempre porque un cerebro feliz es mucho más inteligente.
  2. Diseñar proyectos y estrategias donde el foco sea la felicidad, debido a que ésta, está directamente relacionada con la innovación, la creatividad y, por supuesto, la productividad para las empresas.
  3. El reconocimiento hacia el colaborador es fundamental para que se trabaje de manera feliz. Sin duda, el cerebro trabaja mejor con un sistema de recompensas bien diseñado.

Es importante aclarar que el rol del Gerente de Felicidad Organizacional no debe pertenecer a mandos medios, debe estar como staff en las empresas y tener voz y voto en las decisiones que tienen relación con el giro de los colaboradores y clientes.

Para desempeñar su importante labor, éste debe estar entrenado y contar con las competencias necesarias que lo apoyen en el cumplimiento de su propósito de impactar vidas de manera significativa e importante, tales como: entusiasta, enérgico, estratega, extrovertido, arriesgado, orientado a la gente, negociador, entre otros.

La Medición Mundial de Felicidad Organizacional: https://www.midelafelicidad.com/mediciones/medicion-mundial-de-la-felicidad/

Pretende medir el nivel de felicidad de los colaboradores de las empresas a nivel mundial, este estudio en el que han participado cerca de 2000 personas en 27 países, nos ha permitido conocer qué aspectos les restan felicidad a las personas. Dado que ésta se inició en medio de la pandemia.  El estudio cuenta con 1 dimensión y 19 indicadores que presenta cuál de ellos se han visto más afectados por la novedad del teletrabajo y otros que se perciben igual tanto en esta modalidad, como en la presencialidad.

Por ejemplo, uno de los indicadores es “los miedos y errores” calificado con 55 / 100 puntos aspecto que mide lo que sienten los colaboradores en su labor, dado que los seres humanos no nos las sabemos todas, de qué manera los miedos y errores son tratados por los líderes de la compañía. Dependiendo de su actitud, ello hace que los colaboradores estén siempre temerosos a no proponer a hacer algo novedoso y distinto por miedo a represalias que pueden tener por equivocaciones cometidas.   

En ocasiones los “malos jefes” no son los únicos actores que generan un ambiente laboral tóxico pues hay compañeros que con comentarios, comparaciones o burlas fuera de lugar generan sentimientos y emociones negativas.  Eso no se parece en nada a la camaradería ni al buen humor que debe haber en las organizaciones, pero siempre basado en el respeto por la diferencia.

Otro aspecto que es causa de infelicidad de las personas en las empresas es sentir que están entregando su vida para cumplir los sueños de otros y dejando de lado los suyos. Cuando una institución no se interesa en conocer los sueños y las metas personales y familiares de quienes trabajan para ella, no están cumpliendo a cabalidad ni con responsabilidad su rol en la sociedad puesto que la primera responsabilidad, antes que, con los clientes, es con su propia gente. Lo correcto es generar suficientes espacios de escucha, confianza y retroalimentación para saber cómo desde la estrategia empresarial se puede acompañar a todos los individuos a lograr sus objetivos a corto y largo plazo.

Cuando un cliente tiene cualquier acercamiento con la marca puede percibir el estado de ánimo de quién lo atiende, el trato que hay entre compañeros, el clima laboral que se vive en la empresa está atento al lenguaje, tanto verbal como corporal y todos los comportamientos que finalmente son muestra de la cultura organizacional que se vive al interior de la empresa y evidencia los esfuerzos que se hacen, o no, para trabajar en ésta.

El insertar elementos culturales en una organización asociados a la felicidad laboral, implica un esfuerzo consciente y sostenido por parte de la Alta Dirección, del área de Gestión Humana, Marketing y en general de todos los líderes para que se facilite un significado colectivo, promueva multiplicadores que sean influyentes con su ejemplo, reconozca positivamente toda conducta esperada para que se mantenga a lo largo del tiempo y se creen historias de éxito que sean transmisoras de esos significados positivos y esas experiencias ancladas en felicidad de sus colaboradores y por supuesto clientes. 

Si una empresa trabaja en la felicidad del colaborador, no hay duda de que el cliente lo va a notar porque recibe mensajes todo el tiempo y no necesariamente por la publicidad que hace la organización mostrando una cara bonita, sino porque hay coherencia entre lo que ve, escucha y lo que le dice la marca.

Los temas aquí desarrollados, son sólo algunos de los dolores que sienten y que generalmente callan los colaboradores, pero también aquellas estrategias en las que es fundamental que las organizaciones empiecen a trabajar. Cada vez son más los medios, herramientas y espacios que una organización tiene para conocer a profundidad a su gente y ello debe implicar interesarse de manera genuina en sus dolores y preocupaciones para saber cómo desde un buen liderazgo basado en la Gerencia de Felicidad Organizacional y una buena cultura organizacional en felicidad, se puede hacer de su paso por la empresa, una experiencia enriquecedora para su vida y la de su familia, que al final afecte positivamente a los clientes e incida en la productividad y rentabilidad de las empresas.

Diana Ospina

Diana Ospina

Creadora del modelo de felicidad organizacional BhiPRO (Business Happiness Index Program). TEDX Speaker, Especialista en Gerencia del servicio, comercial y ventas, Doctorado Honoris causa en Gestión Gerencial por la European School of Management, certificada en Neurociencias aplicadas, PNL, Speaker internacional, mentora, coach, conferencista internacional, Points of You®, Líder Yoga de la Risa

Medición Mundial de la Felicidad

Participa En La Investigación Más Grande Del Mundo A Nivel De Felicidad Organizacional. »Ir Ahora Al Estudio.

Explorar más

¿Quiénes somos?

Somos especialistas en la medición de la felicidad organizacional. Conoce más sobre nosotros y nuestros programas educativos.

Diplomado virtual

Deja tus datos para solicitar más información de nuestro diplomado

Únete hoy

Solicita información para inscribirte al programa de Diplomado Online

Únete hoy

Solicita información para inscribirte al programa de Certificación Online