La felicidad laboral en el marco de la RSE

Tener buenas prácticas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es indispensable para las empresas actualmente. Por eso, en el marco de estas estrategias queremos resaltar la importancia del bienestar de los empleados a partir de iniciativas integrales de RSE.

La felicidad laboral es un concepto que ha cobrado gran relevancia en los últimos años en las organizaciones y que llegó para quedarse. Se trata de un tema que busca promover el bienestar y la satisfacción de los empleados en su lugar de trabajo.

Pero, ¿qué relación existe entre la felicidad laboral y las políticas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE)?

Básicamente la RSE es una forma de gestión que busca que las empresas se rijan bajo unos principios éticos, y desarrollen una seria de acciones que tengan repercusiones positivas, tanto en la sociedad como en sus trabajadores.

Por ende, uno de los factores éticos más importantes para la aplicación de la RSE es el respeto por los derechos de los empleados, procurando que trabajen en unas condiciones dignas y óptimas, las cuales influyen de manera directa en su felicidad laboral.

Aunque dicha felicidad, en sí, es un concepto diferente para cada persona y depende de diversos factores, tanto internos como externos, está dada en gran parte por las estrategias de Recursos Humanos que crean las compañías.

Sin embargo, no basta con brindar a los empleados múltiples prácticas de bienestar, si no hay una estrategia integral en las compañías que tenga en cuenta todos los factores que influyen en la satisfacción de estos.

Según la VII Encuesta Adecco La Felicidad en el Trabajo, realizada por la consultora Adecco en España, disfrutar de un buen ambiente laboral es el factor más importante para ser feliz. En segundo lugar se encuentra la flexibilidad laboral, que también es valorada por los empleados de las compañías.

Otro factores organizacionales que influyen en los índices de felicidad de los trabajadores son: contar con un buen líder, tener el poder de desarrollar las habilidades personales, disfrutar de un buen salario, realizarse personalmente, aplicar los conocimientos adquiridos en el lugar de trabajo, el reconocimiento y la cercanía al trabajo.

En tal sentido, aunque la felicidad es un estado de ánimo interno, en lo que se refiere al plano laboral, son muchos los factores organizacional que influyen en esta, y que son de vital importancia para la retención del talento. El mismo estudio de Adecco revela que el 51,7% de los encuestados considera fundamental la felicidad laboral para elegir una empresa o trabajo.

Además de la influencia de la felicidad en la retención del talento, este concepto tan nuevo, es considerado como un motor de la productividad. De hecho, el estudio Happiness and Productivity, realizado por tres investigadores de la Universidad de Warwick (Inglaterra), comprueba que las prácticas de felicidad mejoran el rendimiento de las personas.

Para este estudio, los investigadores aplicaron experimentos, en donde a un grupo de personas les proyectaron clips de películas de comedia y les dieron chocolates, frutas y bebidas, con lo que lograron evidenciar que mediante estos tratamientos de felicidad, la productividad mejoraba aproximadamente entre un 10%-12%.

Implementar una estrategia para incrementar la felicidad en los trabajadores, puede parecer algo difícil en términos económicos, la investigación sugiere que estas prácticas pueden resultar más económicas si se comparan con los costos de la falta de productividad. De hecho, resalta que los impactos de la felicidad, si son lo suficientemente significativos, pueden generar un efecto en la productividad hasta por 3 años de duración.

Aunque los experimentos realizados por los investigadores fueron relativamente económicos, son múltiples las prácticas que pueden probar las compañías para mediar los niveles de felicidad y el aumento en la productividad de los colaboradores dados por el entusiasmo y la motivación.

En este sentido, se destaca otra estrategia que están usando las grandes compañías a nivel mundial. Se trata del diseño de espacios físicos y lugares creativos para el desarrollo de las labores de los empleados.

“El diseño del espacio de trabajo puede tener un impacto significativo en la felicidad del trabajador, para lo que promueven utilizar en el diseño los mismos principios que nos hacen felices y saludables en nuestra vida fuera del trabajo”, propone el estudio Ethonomics: Designing For The Principles Of The Modern Workplace, realizado por la empresa Teknion.

Woman writing and planning business strategy

Tener un lugar de trabajo cómodo y adecuado para las labores que cada persona realiza, es un componente motivacional, ya que los empleados pasan en las empresas una gran parte de su tiempo, y son estas las que deben asegurarse de que las instalaciones físicas estén en unas condiciones óptimas, que eviten las tensiones, el estrés, ¿y por qué no que tengan espacios lúdicos, de entretenimiento o descanso?

Las grandes organizaciones son conscientes que un mayor bienestar de sus empleados no solo hace a sus trabajadores más felices o reduce los costos sanitarios sino que, además, las hace más productivas.

Fuente:http://lanotaeconomica.com.co/pildoras-ejecutivas/la-felicidad-laboral-en-el-marco-de-la-rse.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *