Compartir este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

De seguro te sorprenderías con la cantidad de búsquedas en google a la respuesta de cómo ser exitoso. Y es que erróneamente se confunde éxito con felicidad.

Se piensa que la Felicidad está directamente relacionada con el dinero, la fama, el poder y los cargos; todo ello relacionado con el TENER, el HACER y el SABER. 

Te quiero contar que Éxito y Felicidad son dos cosas muy distintas, pues la verdadera felicidad está centrada en el SER, en las personas, en cómo te desarrollas personal, profesional y familiarmente. Todo lo demás vendrá por añadidura si eres un ser humano en el sentido integral.

Una persona puede alcanzar una buena posición a un precio muy alto. Es muy común que dejen de lado su familia o la dejan de tener. Las personas se olvidan incluso de ellas mismas. No hacen las pausas que deberían hacer, no descansan como deberían, no duermen el tiempo suficiente así como no hacen tiempo para temas de bienestar como son por ejemplo las meditaciones, el descanso, divertirse, etc. Temas tan importantes para el organismo.

El perfil descrito suele ser muy común en presidentes o gerentes generales de organizaciones y en líderes de cargos directivos. Ellos se llenan de responsabilidades sin dejar ni un espacio libre en su programación diaria, lo que al final se traduce en mayor estrés y ansiedad no sólo por tener que cumplir a cabalidad todos los compromisos adquiridos; sino porque ellos mismos se ponen el objetivo desafiante de “ser y parecer lo más exitosos y ocupados posible” a los ojos de sus colaboradores.

Lo anterior implica, llegar a primera hora, irse último, aplazar encuentros familiares o de amigos sólo porque hay cosas “más importantes” que atender en el trabajo, tener poca vida social y dejar de lado sus pasiones o sus hobbies. Suelen tener un gran número de enfermedades cardiacas y gastrointestinales derivadas del alto estrés y la generación de altísimos niveles de cortisol en su organismo.

Recordemos que los líderes no sólo transmiten mensajes con su discurso; sino que lo hacen a través del ejemplo. Al estar en una posición privilegiada, es casi inevitable que sus hábitos y sus costumbres se vuelvan parte de la cultura de la organización e influencien a todos los miembros de esta.

No obstante, ahora es cuando ellos se deberían mostrar más humanos, vulnerables, con preocupaciones, dolores, inquietudes. Deben ser siempre amables, amorosos con sus seres queridos y accesibles a quienes los quieran contactar.

Si los líderes promovieran la obtención de logros por objetivos y no por horario, si fueran impulsores de defender el equilibrio entre la vida personal y laboral, incentivando a que otros líderes y demás colaboradores que estén inspirados por ellos implementen prácticas saludables con su gente; recibirán como retorno muestras de agradecimiento que se verán reflejadas en una mejor disposición a adquirir nuevos retos, mayor agilidad y efectividad en las tareas y por lo tanto, mayor productividad a nivel organizacional.

Un estudio realizado por la Universidad de Harvard durante más de 75 años es evidencia de que lo más importante y valioso para la vida no es el dinero; sino las relaciones de calidad. De hecho, existe evidencia científica de que tener una buena relación con compañeros en el trabajo tiene una influencia positiva en cuanto a reducir el estrés se refiere y por ello, una buena relación no sólo con los jefes sino con los compañeros de trabajo se torna en un factor protector por el que vale la pena trabajar. Se ha hablado que las personas renuncian en sus trabajos a “los malos jefes”; pero hoy te digo que no sólo renuncian a ellos; sino a  malos compañeros de trabajo.

Estamos en la era y el mundo del relacionamiento y si tienes buenas relaciones podrás formar un excelente equipo que te puede ayudar a llegar a la siguiente meta trabajando por y para las personas, generando un genuino trabajo en equipo en donde todos ponen sus talentos, sus fortalezas y lo mejor de su Ser “Humano” para un bien común que será mucho más alto que si lo hacemos solos.

Al final, lo que queremos es personas que sean felices, una persona feliz será en consecuencia exitosa; mientras que una persona exitosa, no necesariamente será feliz.

Nota Nuevo Diario Argentina http://www.nuevodiarioweb.com.ar/noticias/2021/05/28/296552-de-exitoso-a-feliz

Diana Ospina

Diana Ospina

Creadora del modelo de felicidad organizacional BhiPRO (Business Happiness Index Program). TEDX Speaker, Especialista en Gerencia del servicio, comercial y ventas, certificada en Neurociencias aplicadas, PNL, Speaker internacional, mentora, coach, conferencista internacional, Points of You®, Líder Yoga de la Risa

Medición Mundial de la Felicidad

Participa En La Investigación Más Grande Del Mundo A Nivel De Felicidad Organizacional. »Ir Ahora Al Estudio.

Explorar más

Artículos

Líder genuino genera cambio

Los cambios se producen en la búsqueda de mejores oportunidades de crecimiento y transformación en las empresas. Y tendiente a ganar participación en el mercado.

Artículos

De exitoso a feliz

De seguro te sorprenderías con la cantidad de búsquedas en google a la respuesta de cómo ser exitoso. Y es que erróneamente se confunde éxito

¿Quiénes somos?

Somos especialistas en la medición de la felicidad organizacional. Conoce más sobre nosotros y nuestros programas educativos.

Diplomado virtual

Deja tus datos para solicitar más información de nuestro diplomado

Únete hoy

Solicita información para inscribirte al programa de Diplomado Online

Únete hoy

Solicita información para inscribirte al programa de Certificación Online